El Informe “Matrix”  

 Para los que por primera vez se asomen al tema, todo lo que vamos a decir le sonará a ciencia ficción. Pero debería saber que, lejos de ser una fantasía, está avalado por infinidad de hechos, a su vez respaldados por miles de fotografías, testimonios jurados e informes oficiales. Todo se puede manipular, incluso estos informes, pero está claro que, quien mejor manipula siempre son los personajes que están en el poder, cualquier cosa que pueda hace temblar los sólidos cimientos en que tienen su trono es para ellos un objetivo que destruir, sea de la forma que sea.
 
Un secreto celosamente guardado
 
Los ánimos empezaron a inquietarse cuando aparecieron en Nueva York ya hace muchos años los dos famosos libros –“Comunión” e “Intruders”- en los que los autores, narrando hechos muy recientes (de aquella época) y vividos en gran parte por ellos en plena ciudad de Nueva York, llenaban de pánico a los lectores acerca de desagradables tareas a que se dedicaban ciertos y misteriosos “enanos” que se presentaban en sus habitaciones durante la noche. 

En concreto el caso de Kathie Davis –una joven de Cople Woods, cerca de Indianápolis, a la que contra su voluntad los alienígenas la extrajeron un feto de casi cuatro meses- llenó de terror a muchas mujeres. Los detalles del incidente con sus nombres y lugares concretos, el testimonio y la extrañeza de su ginecólogo, la desesperación de la propia Kathie y sus revelaciones hechas bajo hipnosis, no dejaban lugar a dudas. Las noticias corrieron como la pólvora y convirtieron muy pronto los libros de Strieber y Hopkins en “best sellers”. 

Por supuesto que, ante hechos tan inquietantes, los cerrados de mente continuaron negando sin tomarse el trabajo de investigar por sí mismos, y los dudosos siguieron dudando en espera de la oportunidad de ver un ovni en el patio de su casa. Sin embargo, en los citados libros lo único que se hacía era confirmar lo que hace años e incluso siglos (íncubos y súcubo) venimos diciendo otros que no somos yanquis: el gran interés que estos misteriosos visitantes tienen por lo generacional, lo genético y lo genital.
 
Ya no se trata por tanto se seguir investigando si somos visitados o no por seres inteligentes no humanos. Se trata de alertar a la Humanidad (gústele a ésta o no) de las actividades que algunos de estos seres están realizando entre nosotros con el consentimiento más o menos voluntario de las autoridades de los EE.UU.
 
Las primeras noticias de estos contactos se remontan a la década de los años 40, aunque es probable que Alemania haya rescatado un platillo hacia 1939. La primera noticia concreta que se tiene de un ovni estrellado fue la de Spitzbergen, en Noruega, en 1946. Lo que quedaba del platillo fue trasladado a los EE.UU. Otros casos semejantes fueron el celebre caso de Rosewell y Aztec, ambos en el estado de Nuevo México, otro en tierras mexicanas cerca de Laredo y varios más.
 
En todos estos casos el ejercito rodea el lugar impidiendo el paso a todo el que no pertenece al ejército y esta debidamente acreditado por ellos. Estas súbitas apariciones del ejercito en lugares relacionados con actividad de ovnis han sido frecuentísimas. A finales de 1987 unidades del ejército de los EE.UU. rodearon un área en el suroeste de la isla de Puerto Rico donde se habían estado produciendo durante meses extraños temblores de tierra, uno de los cuales produjo una considerable grieta (en otro tema tocaremos el proyecto ARPA). Al mismo tiempo se veían en la zona acotada unas luces misteriosas y un ir y venir de helicópteros transportando a hombres vestidos de color naranja que, según decían, “eran de la NASA”. Cuando el ejército se retiró, los que se tomaron el trabajo de ir hasta el apartado lugar pudieron ver las ya conocidas huellas circulares de otros aterrizajes. 
Nace el “Majestic 12” Según leemos en un informe que fue secreto por muchos años, “hay historias increíbles sobre el traslado de platillos estrellados. Para guardarlos hobo que llevarlos a veces a grandes distancias, viajando sólo durante la noche, comprando viejas haciendas, avanzando a través de bosques, bloqueando carreteras principales, llevando a veces dos y tres plataformas transportadoras unidas, con una carga extraterrestre de 30 mts. de diámetro. Uno de los platillos era tan enorme y los problemas logísticos tan grandes, que tuvo que ser enterrado en el mismo sitio en que se estrelló y aún permanece allí”. 
En interés del Gobierno de USA se incrementó a partir de 1947 cuando el piloto T.Mansell pereció mientras perseguía en su caza a uno de estos objetos. Y ese interés se convirtió en histeria cuando en 1952 una escuadrilla de ovnis sobrevoló descaradamente la ciudad de Washington dejando en ridículo a los más avanzados cazas de la Fuerza Aérea norteamericana. Según un informe “hizo falta toda la inventiva e imaginación de los mejores expertos en manipulación de la opinión pública para distraer la atención de la gente de aquel desgraciado incidente”. 
Fue a raíz del primer caso cuando varias Agencias gubernamentales (CIA, NSA, DIA, EBI, NASA) tomaron cartas en el asunto y el general Marshall formó en julio de ese mismo año el grupo “Majestic 12” (MJ-12), los nombres de cuyos doce miembros originales conocemos. 
Uno de los que formaba parte del grupo inicial fue el Secretario de Estado James Forestal, que se suicidó. La razón oficial de su suicidio fue una depresión nerviosa, pero otras fuentes aseguran que se debió a la preocupación que le producía lo que había detrás del fenómeno ovni. Su familia, por otra parte, siempre ha afirmado que fue asesinado por la CIA porque era de la opinión de que había que decirle toda la verdad al pueblo.
 
De las muchas personas que trabajaban en las deferentes organizaciones relacionadas con la investigación de los ovnis, sólo un muy limitado número fuera del MJ-12 estaba al corriente de la verdad. De vez en cuando se divulgaban falsas noticias, muchas veces parecidas a las verdaderas, con el fin de despistar a los investigadores y periodistas. El famoso “informe Condon” de la Universidad de Colorado fue uno de estos esfuerzos oficiales para desacreditar el fenómeno. 
A todos los que trabajaban en los diferentes programas relacionados con ovnis se les exigía un solemne juramento firmado cuyo incumplimiento podía acarrearles muy graves consecuencias. Y además del personal juramentado, el MJ-12 trataría de la misma manera, llegando incluso al asesinato camuflado, a toda aquella persona que estuviese “muy cerca de la verdad” y pudiera ocasionarles un problema. Cualquier medio era lícito para proteger el “secreto final”. 
¿Cuál es ese “secreto final” tan celosamente guardado por el MJ-12 asistido por tres o cuatro agencias gubernamentales? Es el trato hecho por el Gobierno de los Estados Unidos con ciertas entidades extraterrestres a las que un miembro del MJ-12 bautizó con el nombre de EBEs (Entidades Biológicas Extraterrestres).
 
La primera comunicación física que se conoce del Gobierno norteamericano con los EBEs fue el 30 de abril de 1964 en la base de la Fuerza Aérea de Holloman (N. México). En un área previamente concertada aterrizaron tres platillos de los que descendieron varios EBEs. Los esperaban oficiales de inteligencia del Gobierno y allí mismo se celebró la reunión. La entrevista fue filmada.


 
El primer acuerdo con los EBEs
 
Hubo más reuniones como la de Holloman en las que se fue avanzando en el entendimiento hasta que, por fin, durante el período comprendido entre 1969 y 1971, el MJ-12, en representación del Gobierno, hizo un trato con ellos. Consistía éste en que a cambio de la tecnología que los EBEs les proporcionarían (mayormente relacionada con armamento y antigravitación) el Gobierno de USA ignoraría ciertas cosas que estaban ocurriendo y les proporcionaría lugares seguros en donde ellos pusiesen realizar sus actividades y en los que a su vez enseñarían a los militares las nuevas tecnologías prometidas.
 
DE hecho, la base de Groom Lake, una de las más secretas, fue ampliada a partir de 1972 y se construyó en ella, bajo la dirección de los EBEs, una enorme instalación subterránea en la que se colocó el instrumental pactado, que era manejado exclusivamente por ellos.
 
Las “cosas” que estaban ocurriendo y que el Gobierno prometía “ignorar”, eran las misteriosas matanzas de ganado que se detectaban en toda la nación y los secuestros y desapariciones de seres humanos que de vez en cuando saltaban a las páginas de los periódicos. 
Ya desde un principio este trato provocó una fuerte discusión en el seno del MJ-12, pero la confrontación entre sus miembros se agravó cuando, pasado el tiempo, descubrieron que habían sido engañados y que habían traicionado a sus conciudadanos haciéndose cómplices de miles de crímenes.
 
Lo último que se sabía del grupo de integrantes del MJ-12, era que, personajes como el general Vernon Walters, el Dr. Kissinger , el ex presidente de EE.UU y padre del actual presidente George Bush y por consiguiente este mismo también, pertenecían a este grupo. Estos nuevos integrantes del MJ-12 no saben qué hacer y están ganando tiempo para ver cómo pueden salir de la encrucijada.
 
El engaño de que fueron víctimas tan ilustres señores es en verdad aterrador. Descubrieron en primer lugar que el número de seres humanos secuestrados y de los que en la mayoría de los casos no se volvía a saber, era muy superior a los que los EBEs les habían dicho.
 
Sin embargo, lo que más les impresionó fue conocer con detalle lo que les sucedía a las personas que eran consciente o inconscientemente temporalmente abducidas y a aquellas que nunca volvían a aparecer. Se llenaron de horror cuando descubrieron lo que los EBEs suelen hacer con ellos:
 
· Acostumbrar a insertar en el cerebro, a través de las fosas nasales, un pequeño aparato esférico de unos 3 mm. Con el que pueden “monitorear” biológicamente al secuestrado y saber dónde está.· Controlan durante un período de 2 a 5 años, mediante sugestión hipnótica, a los abducidos de modo que éstos efectúen una actividad específica en un momento oportuno.
· Sacrifican a algunos de ellos para que les proporcionen “material biológico”.· No tienen inconveniente en asesinar a algunos individuos que son una amenaza para sus actividades en nuestro planeta.
· Efectúan con ellos experimentos de ingeniería genética.
· Fecundan a mujeres y les extraen prematuramente los fetos, cultivándolos fuera del útero para seguir de cerca su desarrollo.
 
Estas son, a grandes rasgos, las actividades en que están ocupados los EBEs con los que el MJ-12 hizo el pacto mencionado.
 
“El Gobierno de los EE.UU no tuvo inicialmente conocimiento de las consecuencias de su “trato” con los EBEs porque éstos les hicieron creer que los secuestros eran esencialmente benignos. Y como se imaginaron que de todas maneras los EBEs los iban a seguir realizando, simplemente insistieron en que les suministrasen periódicamente una lista de los secuestrados”. 
Como siempre... “no hay peor ciego, que el que no quiere ver”. 
Pero la realidad fue muy diferente. Los EBEs no sólo mintieron en cuanto al propósito de los secuestros sino en el número de los secuestrados. Cuando el MJ-12 descubrió la realidad, ya era demasiado tarde. Aparte de la enorme humillación que supuso descubrir que los EBEs ¡Habían hecho un trato muy parecido con los rusos!
 
¿Cómo son los EBEs?
 
Resumiendo todo el mare mágnum de datos que sobre este particular tenemos, podemos decir que entre las 60 ó 70 clases de EBEs que nos visitan hay 5 ó 6 que son los que están más relacionados con nosotros.
 
TIPO I. Entidades invisibles, se mueven especialmente desde el plano astral para adentrarse en nuestro mundo, muy difíciles de ser comprendidas por nuestra mente porque son prácticamente pura energía mental. Su actividad primordial es influir la mente de los humanos y tienen mucho que ver con las religiones y todas las grandes corrientes filosóficas y sociológicas. Parece que están en la Tierra desde antes que nosotros.
 
TIPO II. Grises (por el color de la piel) llamados “reticulianos” (porque dicen que vienen de Zeta Retículi) De estatura baja –de 1,20 a 1,40- con una gran cabeza pelada y ojos muy rasgados. Muy psíquicos, con un gran dominio de la telepatía. Mente grupal con una conciencia individual muy poco desarrollada, lo que constituye uno de sus puntos más débiles. Su meta es el conocimiento científico y mediante él el dominio del mundo.Tienen también gran dominio de la materia y pueden cambiar su apariencia física y crear robots biológicos. Están interesados en los experimentos genéticos debido a que quieren mezclarse con nosotros para conseguir una raza híbrida superior a ambas.
Les preocupa mucho “monitorear” las mentes de ciertos humanos mediante aparatos que les implantan en la niñez y que revisan cada ciertos años, muchas veces sin que se dé cuenta el ser humano. Con tales experiencias adquieren conocimientos sobre nosotros y van implantando en nuestra sociedad, mediante un adoctrinamiento inconsciente que ellos llaman “inculcación”, ciertas ideas que les interesan.Rechazaron el trato que les fue propuesto por el gobierno de algún país de la Tierra que exigía de ellos, a cambio, tecnología para ser usada militarmente.
 
TIPO III. Grises llamados “Rigelianos”. Aliados en cierta manera de los de tipo II y físicamente muy parecidos aunque con los ojos no tan rasgados.Estos son los que están ahora en relación con el Gobierno de EE.UU. aunque éste esté arrepentido del trato. De hecho está viendo cómo puede liberarse de la presencia de estos seres.
“Son una raza genéticamente dañada, cuando están saludables tiene una piel amarillo-verdosa; pero cuando no tienen suficientes “glandulares” –glándulas de ganado molidas- que absorben a través de la piel, tienen un color gris”.Una característica muy importante de estos rigelianos es que son capaces de salir de nuestro tiempo. Además son poco individualizados como los reticulianos y están aparentemente “militarizados” como ellos.Su sistema digestivo y generativo está dañado y por eso tiene que nutrirse a través de la piel. Su alimento consiste en una especie de sopa celular procedente de tejido bovino que untan en la piel. Estos del tipo III son los que realizan la mayor parte de las matanzas de reses con el fin de alimentarse, pero no tienen inconveniente en caso de necesidad de hacer lo mismo con seres humanos.
Están verificando desesperadamente experiencias genéticas con los humanos, pero no por amor a la Ciencia o por conseguir un cruce más perfecto, sino para conservar su propia especie y para lograr reproducirse de un modo más natural, ya que debido al defecto que portan en sus funciones generativas todos son clones. Estas es la razón por la que todos parecen iguales. Han tratado de llevarse ganado a otros sistemas solares pero hasta donde nosotros sabemos no lo han conseguido todavía.
Al parecer, estos rigelianos han penetrado masiva y radicalmente nuestra civilización. Mantienen bases en todo el mundo, especialmente en los Estados Unidos, y controlan cada aspecto de nuestra sociedad.
En la actualidad, la raza humana está siendo prácticamente “conquistada” o sometida por estos seres a un verdadero “bombardeo mental” sin que se dé cuenta. Para mantener su control sobre nosotros se valen también de líderes e “iluminados” de muchos tipos.He aquí cómo el informe “The Matrix” resume sus actividades:· Se clonean a sí mismos en úteros parecidos a vejigas.
· Fecundan a hembras humanas para extraerles posteriormente el feto.
· Fabrican androides de apariencia humana que tienen un tiempo muy limitado de vida.
· Adquieren material biológico de ganado y seres humanos para alimentación y experimentos genéticos.
 
TIPO IV. Rubios, altos, llamados también “procionianos”. No tienen el poder de cambiar su apariencia y parecerse a los grises. En cambio éstos sí pueden presentarse como rubios. Su altura fluctúa alrededor de 1,90 mts. Ejercen también bastantes actividades en nuestro planeta, pero menos que los grises. No están de acuerdo con lo que los rigelianos del tipo III están haciendo. Parece que tratan de disuadirlos, pero básicamente no intervienen. 
TIPO V. Rubios, bajos. DE piel blanca, más discretos en sus intervenciones en nuestro planeta. Según un informe “estarían dispuestos a expulsar de este planeta a los rigelianos si las autoridades mundiales se lo pidiesen oficialmente. Pero ello conllevaría una guerra en la que perecerían muchos humanos”. 
Conclusiones.
 
Transcribiremos, en resumen, las conclusiones a que se han llegado tras larga reflexión sobre una gran cantidad de hechos:
 
· No hay duda de que naves tripuladas de otros mundos se han estrellado en la Tierra.
· Estas naves proceden no sólo de nuestra propia dimensión sino también de espacios ultradimensionales.
· Los esfuerzos del gobierno de EE.UU. para obtener tecnología alienígena han resultado satisfactorios en algunas ocasiones.
· El Gobierno de los EE.UU. ha practicado autopsias de estos seres y han tenido rehenes alienígenas durante algún tiempo.
· Agencias de Seguridad norteamericanas, Agencias de Seguridad y Agencias públicas están involucradas en el encubrimiento de estos hechos.
· Como resultado de las actividades de ciertos alienígenas, muchas personas han sido y están siendo actualmente abducidas, secuestradas, mutiladas y asesinadas.
· En la actualidad existe una presencia activa alienígena en el planeta, que controla diferentes elementos de nuestra sociedad.
· El Gobierno de los EE.UU. ha tenido por algún tiempo relaciones de trabajo con estos seres con el propósito de obtener tecnología de propulsión gravitacional, armamento de rayos y control mental.
· Millones de reses han aparecido muertas con el propósito de obtener de ellas material biológico.
· Vivimos en un mundo multidimensional que es compartido y visitado por entidades de otras dimensiones. Algunas son hostiles y otras no.
· Nuestro desarrollo genético y las religiones tienen que ver con la intervención de estos seres, tanto terrestres como extraterrestres.
· La tecnología actual en poder de algunos gobiernos excede, con mucho, aquello que es conocido por el público.
· El programa espacial de la NASA encubre otros propósitos.
· Algunas personas que han llegado a saber lo que está sucediendo han sido asesinadas. La CIA y la NASA están involucradas en esto.
 
Nuestro comentario final es el siguiente: aunque algunas de estas afirmaciones concretas pudieran no ser ciertas, el fondo de todo ello es real. La presencia y actividad de seres inteligentes no humanos en nuestro planeta es algo que la Humanidad no puede permitirse el lujo de ignorar por más tiempo.
 

 

Menú de este tema

Home