¿Qué es la Magia?

Estamos llegando ya al final de esta rápida visión de conjunto sobre lo que es la Magia y la esencia del fenómeno mágico... y aún no hemos dicho ni una sola vez, a lo largo de todas estas páginas, qué es la Magia. En realidad, nos hemos limitado tan sólo a dar una visión de conjunto de la naturaleza del fenómeno mágico, sentando las dos bases primordiales en las que se apoya: a) una correspondencia entre todos los elementos del universo; y b) en su forma más elevada, una acción del mismo mago sobre el experimentador. Hemos visto también cuales son los diversos peldaños que ascienden a través de los Reinos de la Magia, desde el acto mágico más sencillo, que actúa sobre las cosas que nos rodean, hasta el más elevado, que actúa sobre nosotros mismos, y sus derivaciones de lo que podríamos llamar "magias aberrantes": las Magias Negra y Roja. Hemos visto... hemos visto que el fenómeno Magia es algo mucho más complejo de lo que parecería a simple vista, y que será preciso desmenuzarlo bien para llegar hasta su fondo.

Pero volvamos nuevamente al principio. Preguntábamos: ¿qué es la Magia? Lo más lógico sería, naturalmente, dar aquí una definición. Pero la lógica nos enseña también que las definiciones, en general, sirven de muy poco. Por otro lado, la Magia es algo tan complejo, tan oscuro y tan tortuoso en sus muchos vericuetos que es difícil el hallar una definición que sea a la vez clara, completa y real. La razón la tenemos en un examen de todos los libros que tratan sobre la Magia: encontraremos en ellos cien o doscientas definiciones de Magia... y todas ellas distintas entre sí. ¿Qué hacer? ¿Buscar la que creamos más apropiada? ¿Elegir al azar? ¿O construir una nueva definición por nosotros mismos?

Antes de hacer esto, veamos algunas de las definiciones más simples que se han dado de Magia. La más sencilla la encontraremos, naturalmente, en cualquier diccionario. "La magia -nos dirá el diccionario- es el arte que pretende producir, mediante ciertas prácticas, efectos contrarios a las leyes naturales." Realmente, es una definición incorrecta y pobre. Otra definición, atendiendo a la clasificación de la Magia en Blanca, Roja y Negra, nos dice: "Es la ciencia o arte (esta ciencia o arte, es otra duda a soslayar) que enseña a realizar cosas extraordinarias y admirables con la ayuda de seres naturales o de fuerzas secretas de la Naturaleza." Una definición más escueta -y mucho más inexacta- nos señala por su parte que es "el arte de efectuar prodigios por medio de sortilegios".

Nos encontramos, pues, con todas estas definiciones, que además de pecar de simplistas en su exposición ven únicamente el aspecto exterior de la Magia, su envoltura, su cascarón, sin penetrar en ningún momento en su interior.

Algunos autores versados en temas sobre la Magia (Papus, Eliphas Levi, etc. ) intentan interiorizar en sus definiciones el contexto de la palabra Magia, con lo que sus definiciones se alambican, se convierten, ellas también, en tan mágicas y esotéricas como la propia Magia, hasta tal punto que son comprensibles únicamente para los iniciados.

¿Es posible una definición exacta, real y asequible de la Magia? Indudablemente sí... aunque es difícil. Difícil, principalmente, por la necesidad de que esta definición sea también completa.

Es por ello precisamente, porque la Magia es algo demasiado grande para abarcarlo totalmente dentro de una definición, que creemos que el mejor intento de definición posible que puede darse sobre la Magia es aquel que busque no sintetizar la naturaleza del acto mágico, sino que tome para centrarlo la base misma en que se halla sustentada toda la Magia, esa base de la que ya hemos hablado repetidas veces.

Así, apartando de nosotros todo espíritu dogmático, buscando solamente la claridad y la síntesis, nos atreveríamos a proponer la definición que califica a la Magia como: "el conjunto de las doctrinas y prácticas fundadas en la teoría de que el universo se compone de cierto número de Reinos análogos, cuyos elementos respectivos se corresponden uno a uno, y de una manera necesaria e intencional".

¿Una definición poco explícita? ¿Poco ortodoxa tal vez? Sí, quizá. Pero creemos que es la única que pude englobar, en su contexto, a todo el conjunto del Ocultismo o, como hemos quedado en llamarlo, de la Magia.

Lo demás, el desarrollo de todo esto, vendrá luego. A continuación. Inmediatamente. Ahora.

 

magia10.jpg (49907 bytes)

 

 

Menú de este tema

Home