La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

Ignorancia. Nº 2.

 

Una comunidad, pidió a un sabio que les impartiese enseñanza en forma de discursos, ya que no concebían otra forma de aprendizaje. Después de mucho insistir, éste accedió.

Dirigiéndose a la asamblea, preguntó:

“¿Saben de que voy a hablar en el discurso de hoy?”

No -Contestaron todos al unísono-

“Pues, si no saben siquiera de lo que voy a hablarles, ¿cómo van a aprender nada? -dijo el sabio antes de marcharse-

Los miembros de la comunidad volvieron a buscarlo.

El sabio preguntó de nuevo a la asamblea cuando regresó:

“¿Saben hoy de que les hablaré?”

Sí -Contestaron ésta vez habiéndose puesto previamente de acuerdo-

“Pues si ya saben de que voy a hablar, no me necesitan” replicó el maestro, y volvió a marcharse.

Nuevamente lo convencieron los miembros de la comunidad para que hablase, esta vez concluyeron que lo mejor sería contestar unos, que sí sabían de lo que hablaría y otras que no, en caso de que volviese a preguntar.

En efecto, reunidos todos esperando el discurso del sabio, éste preguntó:

“¿Y hoy saben de que les hablaré?”

“Unos sí lo sabemos y otros no” -respondieron-

“En este caso” -dijo el maestro-, “que los que saben instruyan a los que no lo saben”.

Dicho lo cual, se marchó y no regresó más.

 

Menú de este tema

Home