La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

 

Los signos del horóscopo chino

RATA

Signo inteligente y sociable, la rata tiene un gran encanto. Los nacidos bajo este signo son personas hábilmente mundanas, así como decididos y tenaces. No se desaniman fácilmente y son perseverantes.

Muy curiosas, las ratas saben buscar por todas partes hasta encontrar lo que quieren. Su habilidad para comunicarse y su capacidad para escuchar y comprender a los que les rodean hace que sean personas muy solicitadas en sociedad.

La rata sabe cómo rodearse de amigos. Sin embargo, puede ser miedosa.
Ahorradora y excesivamente crítica, puede llegar hasta la avaricia. Debería tratar de ser un poco más desprendida.

La rata es un amigo con el que te acabas encariñando, porque es abierto y generoso con sus seres queridos. La rata da gran importancia a las relaciones familiares. Para él, el hogar representa la seguridad que necesita. Sin embargo, no exterioriza fácilmente sus sentimientos y puede mostrarse intransigente en el amor.

La rata se entiende muy bien con el buey, el dragón y el mono, aunque puede tener problemas tanto con la cabra como con el cerdo.

 


DRAGÓN

Signo inteligente y ambicioso, el dragón aspira a alcanzar la cima y manifiesta una gran personalidad. Tiene todo lo que necesita para ser una estrella y le encantan las luces del escenario. Su temperamento vivo y orgulloso se acompaña de un espíritu inquieto, aunque a veces puede llegar a ser muy cortante.

Lleno de energía, el dragón es conciente de sus cualidades, pero en su justa medida. Odia la rutina y se siente especialmente atraído por los viajes y la aventura. Posee numerosos amigos por su originalidad y exuberancia. Pero a veces debería tener un poco más de tacto y aprender el arte de la diplomacia.

El dragón es un seductor y un enamorado anticipado. Muy dinámico y emprendedor, le gusta vivir de las aventuras. Puede sentirse tentado por el celibato debido a su preocupación por la libertad. Pero también puede gustarle la vida en pareja para construir un universo barroco lleno de placeres.

El dragón se lleva bien con la serpiente, el mono y el gallo. Pero le cuesta comunicarse con el cerdo y el perro.

 



MONO

Fantasioso y caritativo, el mono se caracteriza por el buen sentido y por querer ayudar a su prójimo. De temperamento astuto, posee un gran ingenio y sabe cómo superar las situaciones más delicadas.

El mono tiene un carácter independiente, así como una gran capacidad de pensamiento. También es un gran amante de los placeres. Curioso por todo lo que implique novedad, sabe descubrir las aptitudes de los demás. Desbordante de imaginación, sorprende y seduce a su entorno.

A veces tiene cierta tendencia a meterse en todo y esto le juega malas pasadas. El mono debe disciplinar su insaciable curiosidad y aprender a ser un poco más discreto.

Comprensivo e inteligente, le gustan las relaciones abiertas y libres. Y le toma aprecio a alguien, se muestra cariñoso y a la vez desconcertante. El mono trata de dar a su familia el lustro y la opulencia que tanto le gustan. 

El mono se lleva bien con el buey, el conejo y la serpiente. Y tiene problemas de comunicación con el tigre y el gallo.



BUEY

Signo leal y decidido, el buey tiene un temperamento equilibrado, tenaz y concienzudo. Es un ejemplo de valentía y sinceridad. Por sus cualidades, atrae gente a su alrededor.

Muy unido a su familia, al buey le gustan las tradiciones y la vida organizada. Sabe muy bien cómo conducir su existencia, y aunque de vez en cuando aprecie la soledad, asume sin problema alguno sus responsabilidades sociales.

De naturaleza tranquila, el buey puede explotar de ira cuando se siente frustrado o decepcionado. También puede resultar bastante "cabezón" y encerrarse en sí mismo, por lo que sería positivo que supiera adaptarse a las circunstancias y que se tome la vida sin tanta trascendencia.

El buey es un compañero fiel y un amigo sincero. No muestra muchos sentimientos, pero los tiene sinceros y profundos. Su naturaleza condescendiente e intencionada hace que sea un buen padre de familia. Sabe crear un ambiente de serenidad alrededor suyo, algo que resulta bastante apreciado por sus seres queridos.



SERPIENTE

Signo espiritual y sabio. La serpiente tiene un espíritu despierto y curioso. Le gusta preguntar tanto como bromear. Se caracteriza por ser bastante tranquilo e incluso flemático. Le gusta hacer sus cosas solo y protege su intimidad con energía.

De carácter introvertido, la serpiente reacciona con lentitud, pero llega hasta el final con determinación. Tiene una gran intuición y sus amigos forman parte de un círculo perfectamente escogido.

El hecho de ser demasiado reservado puede acabar perjudicándolo. Los reveses de la fortuna le afectan profundamente. La serpiente debe aprender a relativizar y a comunicar mejor sus sentimientos a quienes le rodean.

Es un sensible enamorado, aunque un poco intransigente. Su vida privada es particularmente densa, ya que da mucha importancia a los sentimientos. De todas maneras, mantendrá en secreto sus asuntos sentimentales.

La serpiente se lleva bien con el conejo, el gallo y el dragón. Pero no llega a entenderse con el perro y el tigre.



GALLO

Signo vistoso y cultivado. El gallo tiene una personalidad llena de llamativos matices, así como un gran sentido del humor.

De temperamento comunicativo, es un orador nato. Le encantan los debates e intercambiar puntos de vista. Su carácter orgulloso se combina perfectamente con un gran sentido de la organización. Eficaz y realista, le gusta variar sus actividades y siente una especial atracción por las fiestas.

Tiene un trato fácil y sabe ganarse la atención y la simpatía de sus seres queridos. Versátil, a veces puede dejarse llevar en sus juicios de valores. El gallo puede terminar teniendo problemas si no se muestra diplomático y más constante en sus actos.

Provisto de esa variedad de matices, su personalidad le empuja a buscar admiradores, pero en amor se revela cándido y leal. Le encanta rodearse de amigos, ya que disfruta con la vida mundana.

Muy preocupado por formar un hogar, es un excelente pedagogo para sus hijos.

El gallo se lleva bien con el tigre, el dragón y la cabra. Pero no tan bien con la serpiente y el perro.



TIGRE

Carismático y entusiasta, el tigre posee una voluntad y una energía formidables. Tiene una increíble capacidad para crear proyectos e ideas en todos los aspectos.

Su carácter ardiente y entero se pone al servicio de una fértil imaginación. De espíritu aventurero, le gusta descubrir los terrenos inexplorados. Es una persona muy original para quien la libertad es muy importante.

El tigre también sabe rodearse de gente, ya que le gusta la compañía (siempre y cuando le dejen hacer lo que quiera). Cuando se siente engañado, puede comportarse de manera autoritaria y mezquina. Odia que le den órdenes y se opone a ellas. Por eso debería abrirse más a las opiniones de los demás y controlarse un poco.

El tigre es de naturaleza tierna y generosa, aunque puede ser bastante impetuoso. Es un cazador solitario, pero una vez a decidido instalarse, defiende su territorio amoroso con toda su energía.

El tigre no soporta compartir, cuando de lo que se habla es de sentimientos. Rodea a sus seres queridos de cariño y de regalos. Con los niños es un padre modelo y su familia es muy importante para él.

El tigre se lleva bien con el perro, el caballo y el cerdo. Pero tiene mayor dificultades con la cabra y el mono.



CABALLO

Signo fogoso y cautivador, tiene una elegancia natural y sabe vivir en sociedad. Su temperamento sociable combina con su espontánea franqueza y su arte de la persuasión. Aunque su carácter encantador y afable se puede convertir en rebelde, ya que le horrorizan las reglas.

Por el contrario, al caballo le gusta llevar una vida variada y movida. Vivo y ágil, se adapta fácilmente a los cambios. Simpático y brillante, está siempre muy bien rodeado y odia la soledad. Tiene cierta tendencia a dispersarse y por momentos se puede dejar llevar y abandonar sus proyectos.

El caballo es un amigo simpático y seductor. Para él su libertad es muy importante, razón por la que a pesar de tener pareja, siempre mantendrá sus amistades personales. Sin embargo, la construcción de una pareja y de una familia es algo que considera necesario.

Su carácter abierto y sociable le lleva a descubrir gente nueva. Con su pareja y sus íntimos es muy leal y protector, y no siente esa necesidad de independencia que tanto le caracteriza. Sabe crear ambientes originales y abiertos.

El caballo se lleva bien con el tigre, la cabra y el perro. Pero tiene menos afinidades con el cerdo y el buey.



PERRO

Leal y honesto, el perro es un amigo sincero que no soporta la injusticia. Defensor de las buenas causas, es directo y equitativo.

Su temperamento caluroso le convierte en un ser muy sociable. De naturaleza liberal, su condescendencia se combina con una cierta ambición personal. Preocupado por su físico, le gusta el deporte.

El perro tiene un carácter constante y fiel, razón por la que la gente confía en él. También tiene bastante intuición. Se preocupa con facilidad y se descorazona ante cosas inesperadas, volviéndose pesimista. El perro debe superar sus miedos sin fundamento y ser más valiente.

El perro es un amigo afectuoso y una pareja fiel. Fundar una pareja y una familia es una de sus prioridades. Hará todo por proteger a sus familiares, por procurarles confort y hacerlos felices.

Su alegría de vivir está muy ligada a su buen entendimiento familiar. Sin embargo, su carácter no es siempre fácil. Pero al final se le perdona porque su cariño es sincero.

El perro se lleva bien con el caballo, el buey y el mono. Pero no consigue conectar con el dragón y la cabra.



CONEJO

Pacificador y refinado, el conejo tiene alma de artista y le encanta intercambiar experiencias con los demás. De temperamento sociable, es bastante apreciado por sus amigos por la calma y discreción de la que hace prueba. Como odia los conflictos, siempre busca la armonía.

Le gustan los sitios que están de moda y da bastante importancia tanto a la imagen como al interior. Más bien previsor, prefiere una existencia sin sorpresas. Le horroriza correr riesgos y, cuando se encuentra bajo tensión, se vuelve nervioso y negativo. El conejo debe aprender a controlar sus emociones y a aceptar los cambios.

El conejo es un amigo sensible y una pareja refinada. Sin embargo, sus fantasías pueden llevarlo a tener múltiples aventuras. Para él, la fidelidad se trata de algo relativo. Sin embargo, está muy pendiente de sus seres queridos y siempre sabe encontrar aquello que les hace ilusión.

Es muy apreciado por sus numerosos amigos, puesto que tiene un don especial para alegrarles la vida. Para él es muy importante la felicidad y el bienestar de su familia. Le gusta que sus relaciones, afectivas o de amistad, sean duraderas.

El conejo se lleva bien con la cabra, la serpiente y el cerdo. Sin embargo, no le resulta fácil relacionarse con la rata o el gallo.



CABRA

Signo creativo e independiente, la cabra aspira a la libertad y a los ambientes relajados. Aprecia los placeres de la vida y su refinamiento tiene matices perfeccionistas.

La cabra va a su ritmo y cuando se siente coaccionada, acaba huyendo. Su temperamento tranquilo y reservado se acompaña de un cierto encanto. Le gusta acompañarse de aquellos que aprecien su habilidad.

De naturaleza fiel, los nacidos bajo este signo atraen a la gente por su amabilidad. Ante los obstáculos se preocupan rápidamente y soportan mal la soledad. La cabra debe aprender a rodearse juiciosamente y a imponer sus criterios.

La cabra es una seductora y una gran enamorada. Le gusta multiplicar las experiencias y no puede vivir sin amor. Nostálgica, le cuesta romper con sus antiguas historias sentimentales. Sin embargo, puede ser una extraordinaria pareja y con sus hijos es cariñosa y fantasiosa.

Se muestra extremadamente dedicada a sus seres queridos y por su atractiva personalidad sabe hacerse querer. Y también sabe cómo crear ambientes felices.



CERDO

Signo conciliador y honesto, el cerdo es un diplomático fuera de lo común. Posee el arte de deshacer los malentendidos y reconciliar a los enemigos.

Amigo del orden y de la justicia, posee un carácter tolerante y le gusta participar en la vida social. De temperamento humanista y generoso, le gusta sentirse útil. Su sentido del humor le aporta la simpatía de gran cantidad de gente.

El cerdo es un "vividor" y un auténtico seductor. A veces puede pecar de ingenuo y dejarse engañar. Por lo que debe afirmarse y mostrarse más lúcido en sus relaciones con los demás.

El cerdo es un amigo jovial y una pareja intencionada. Le gusta crear un ambiente agradable y tranquilo, tanto desde el punto de vista material como sentimental. También tardará poco en decidirse a la hora de elegir una pareja, pero siempre se caracterizará por gustar de los placeres de la carne.

Sus experiencias amorosas no le desagradan, pero en su interior aspira a poder encontrar una relación duradera.

El cerdo se lleva bien con la cabra, el conejo y el perro. Pero tiene pocas afinidades con la serpiente y la rata.

 

Menú de este tema

Home