La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 


Habilidades para el control de las enfermedades en la vejez.
 

Existen estrategias para limitar los efectos de la enfermedad. Éstas tratan sobre las actividades que las personas deben realizar diariamente para controlar o reducir el impacto de la enfermedad sobre su estado de salud.

Esta autorregulación de la salud se inicia a través de la puesta en práctica de una serie de actividades para el mantenimiento de la salud, que se mantendrán o modificarán dependiendo de lo que se aprecie y del sentido común. Una vez empezados, las prácticas de autorregulación no continuarán a menos que se perciban beneficios, tales como la mejora de la salud o el control sobre acontecimientos aversivos derivados de la enfermedad.

Las tareas de automanejo en el hogar se realizan con la colaboración y guía del médico y otros profesionales sanitarios. Sin embargo, también requieren la capacidad para resolver problemas psicosociales generados o exacerbados por la enfermedad crónica. Un control eficaz requiere que la persona sea competente en tres categorías de actividades diferentes, aunque relacionadas entre sí.

Primero, debe tener suficientes conocimientos acerca de su enfermedad y su tratamiento para tomar decisiones sobre su cuidado y variarlo según el estado de la enfermedad.

Segundo, debe realizar las actividades dirigidas al control de la condición médica (como regular los programas de ejercicio que aseguren una adecuada actividad física).

Tercero, debe aplicar las habilidades necesarias para mantener un adecuado funcionamiento psicosocial (como superar emociones negativas asociadas a un deterioro de la enfermedad).

 

Menú de este tema

Home