La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

EL EQUILIBRIO INTERNO

El encontrar un equilibrio y una unión entre nuestras propias energías masculinas y femeninas es una tarea importante. Es necesario equilibrar el modo de ser masculino, altamente racional, inteligente e inexpresivo, y el femenino, irracional, emocional, expresivo y a menudo histérico. De esta manera contamos con todas las cualidades de ambas energías.

Tanto la energía masculina como la femenina en exclusiva resultan patológicas. Debemos mantener un equilibrio. Sólo cuando nos manejamos apropiadamente con ambas energías y las manifestamos confortablemente podemos obrar adecuadamente en todos los momentos. En un momento emocional uno está allí para sentirlo, y en un intercambio intelectual también se está preparado para entenderlo. Solamente cuando uno es consciente de su unidad interior está capacitado para encontrar su divinidad.

Si los visitantes masculinos de esta página quieren evitar su rápido viaje hacia la enfermedad y la tumba necesitan conocer las leyes naturales. La alquimia sexual es un camino que nos enseña cómo utilizar la sexualidad para llegar a la salud y a la longevidad, antes que a la perdición.

Los elementos fundamentales en la práctica de esta alquimia interior son equilibrio, armonía y la unión de los contrarios. Para que un hombre cultive sus poderes masculinos, debe nutrir su esencia masculina absorbiendo e intercambiando esencia femenina.

Cuando el hombre y la mujer se entregan libremente a la sexualidad, intercambiando sus fluidos corporales y respirando cada uno el aliento del otro, ocurre como si el fuego y el agua se combinaran en tan perfectas propor­ciones que ninguno de los dos pudiese derrotar al otro. El hombre y la mujer deben fluir y refluir en el coito como las olas y las corrientes del mar, primero hacia un lado, luego al otro, pero siempre en ar­monía con las leyes naturales. De esta forma pueden seguir toda la noche, alimentando y preservando constantemente su preciosa esencia vital, curando todos los males y favoreciendo una larga vida.

Sin esta armonía básica de las energías masculinas y femeninas, ni las más poderosas ni los más potentes afrodisíacos les servirán de nada para sanar o para recuperar la actividad sexualidad. Si las esencias vitales se secan debido a un exceso de emisión de semen o a una completa negligencia, ya nunca pueden reavi­varse.

Cuando el sexo es practicado según los principios de la alquimia sexual, más que ser una prueba agotadora, se convierte en una fuente inagotable de energía, como un pozo que jamás se seca. Sin embargo, el sexo también puede “ahogar” cuando se ignora cómo permanecer “a flote” durante el coito. Por eso es tan necesario comprender todos estos aspectos que tratamos en “conocimientos generales”.

 

 

Menú de este tema

Home