CONFUCIO: EL ARTE DE SER HUMANO

Su filosofía.

Confucio trabajó a favor de la revitalización de la cultura en tanto que medio para cultivar los sentimientos humanos y mantener la integridad y el bienestar de las personas. Atisbó un orden social guiado por sensibilidades razonables, humanas y justas, no por las pasiones arbitrarias de individuos entronizados de forma hereditaria, y advirtió de las consecuencias sociales si los hombres que ostentan las posiciones de poder obran sólo en beneficio propio, pasando por encima de la humanidad y de la justicia. Confucio creía en la regeneración de la conciencia pública y privada mediante la educación y la influencia de ideales culturales unificados.

Los aforismos confucianos sobre los principales aspectos del Libro de las Mutaciones son, en particular, claros ejemplos de la confluencia de estos temas, que en última instancia conducen a la idea de orden social como propia regla autónoma del individuo consciente, otorgando al gobierno una función puramente ceremonial, la de dirigir las invocaciones formales para la unidad del pueblo.

En la percepción de Confucio, las cualidades del individuo ejemplar se podrían encontrar en cualquier persona humana, no sólo, y no necesariamente, dentro de la aristocracia hereditaria. El potencial para este desarrollo no lo consideraba tanto un privilegio inherente a ciertas familias, como una dotación humana a la vez que natural y divina, que se podía sustentar socialmente sobre bases igualitarias. Confucio dijo: "donde hay educación no existen clases".

En consecuencia, Confucio procuró elaborar las herramientas necesarias para este desarrollo, más asequible mediante la transmisión de la historia y de la cultura a un amplio nivel de personas, no sólo a aquellas que tuvieran acceso a las mismas. Al mismo tiempo, obligaba a quienes detentaban posiciones de autoridad a considerar el desarrollo humano consciente como parte de la acción conjunta de la sociedad misma, no sólo en cuanto a educación pública, sino también en cuanto a la acción actual del gobierno, para el mejoramiento general de la mayoría del pueblo y para el cultivo de individuos destacados con cualidades de liderazgo.

Confucio creía que la base moral del orden social debía basarse en la principal virtud de humanitarismo o humanidad. Aunque el término se emplea docenas de veces en las sentencias de Confucio, raramente el maestro ofrece una explicación detallada de esta virtud. Quizá la definición más simple que da Confucio es que la humanidad consiste en amar a la gente, aunque tampoco especifica qué entiende por amor. Su reticencia parecía denotar la profundidad de su idea de humanidad, el respeto con el que abordó la cuestión de qué significaba ser humano y amar a la gente, y también la necesidad que reconoció en cada individuo de contemplar y acercar lo humano a la experiencia personal. Confucio esperaba que la gente actuara según su propio pensamiento y, por tanto, procuró estimularlo: dijo reiteradamente que él no pensaría por ellos. En consecuencia, aunque a menudo es muy general y abstracto, por diversas razones existen numerosas meditaciones en las sentencias de Confucio que pueden "provocar" la reflexión en una amplia gama de contextos.

Por ejemplo, abordando la cuestión sobre qué significa "humano", en el sentido de una cualidad de la humanidad como tal, o sobre qué quiere decir "actuar humanamente", Confucio, en una de sus exposiciones, circunscribe su concepto a términos sociales: ser respetuoso en el hogar, serio en el trabajo y fiel en las relaciones humanas. Cómo se podrían actualizar estas cualidades dependería de la cultura en la cual se practicaran, pero las virtudes, en sí mismas, se podrían considerar como parte de la cultura.

Finalmente, la virtud abstracta de humanidad debe ser universalmente adaptable si se adecua a las múltiples maneras en que la condición humana puede desenvolverse. Satisfacer la humanidad de uno es necesario para entender cómo se expresa útilmente la cualidad humana; por eso Confucio también dice: "¿cómo se puede ser humano sin conocimiento?". En otra parte, Confucio enumera cinco prácticas características de humanidad que operan aún en la esfera social y que el maestro define en términos suficientemente abstractos para universalizarlos: respeto, magnanimidad, sinceridad, agudeza y generosidad.

Confucio enfatizó la necesidad de conocimiento, como evidenció en su permanente compromiso con la educación y el desarrollo mental. Sin embargo, pensaba que el propósito del conocimiento no se alcanzaba sólo mediante el ejercicio intelectual, sino con la aplicación funcional del conocimiento al cultivo de las virtudes de humanidad, justicia y cortesía. Preguntado sobre qué entendía por conocimiento, Confucio contestó que "gente consciente", lo ubicó en el contexto de su campo de interés y buscó comprender el carácter humano y los resultados del comportamiento individual y colectivo en la vida privada y pública. En su más elevado desarrollo, el conocimiento se convertiría en sabiduría, capaz de abarcar detalles gracias a una comprensión unificada.

El rasgo común que une a todos los aspectos del pragmático universo moral de Confucio es la virtud de la sinceridad o la integridad, la fidelidad a unos ideales ejemplificados por la suma de las virtudes cardinales de la humanidad, justicia, cortesía y sabiduría.

Confucio no se consideraba a sí mismo como el autor de sus pensamientos, sino como heredero y transmisor de antiguas enseñanzas desarrolladas en el transcurso de los siglos.

 

Los aforismos de Confucio

Las buenas personas se fortalecen a sí mismas incesantemente

CONVERSACIONES

El maestro Zeng, uno de los discípulos de Confucio, dijo: "me examino a mí mismo tres veces al día: ¿no he sido sincero al pensar en los demás?, ¿no he sido digno de confianza al hablar con los amigos?, ¿estoy predicando algo que no he practicado por mí mismo?.

Confucio dijo: "no te preocupes de no tener una actitud; preocúpate de aquello por medio de lo cual efectivamente debes afirmarte. No te preocupes de que nadie te reconozca; busca ser digno de reconocimiento".

********

Un estudiante dijo: "no es que no me guste el camino trazado por el maestro, pero mi fuerza es insuficiente".

Confucio dijo: "aquellos cuya fuerza es insuficiente abandonan a lo largo del camino; ahora sólo estás trazando la línea".

********

Las buenas personas toleran a los demás con virtud enriquecida

CONVERSACIONES

Confucio dijo: "sólo lo humano puede gustar a la gente y puede disgustar a la gente".

********

Un discípulo preguntó a Confucio acerca de la piedad filial.

Confucio dijo: "las personas que hoy practican la filiación afirman que están sufragando una vida, pero incluso los perros y los caballos reciben cuidados; a falta de respeto, ¿cuál es la diferencia?".

********

Las buenas personas nutren su carácter con acciones provechosas

CONVERSACIONES

Confucio dijo: "al principio, el camino por el que conducía a la gente era escuchar sus palabras y confiar en que actuaran según ellas. Ahora, escucho sus palabras y observo si actúan según ellas. Este cambio estaba en mis manos".

********

Alguien preguntó a Confucio cómo servir a almas y espíritus.

Confucio dijo: "del mismo modo que eres incapaz de servir a las personas, ¿cómo puedes servir a las almas?".

El interlocutor también preguntó sobre la muerte.

Confucio dijo: "del mismo modo que no conoces la vida, ¿cómo puedes conocer la muerte?".

********

Las buenas personas gustan de la vida

CONVERSACIONES

Confucio dijo: "aunque mi alimentación es sencilla y mi estilo de vida es austero, todavía encuentro placer en ellos. La riqueza y la posición social injustamente alcanzadas son para mí como nubes del cielo".

********

Antes de hacer las cosas, las buenas personas las piensan primero

CONVERSACIONES

De cierto anciano estadista de Lu se comentaba que actuaba después de reflexionar tres veces. Cuando Confucio oyó esto, dijo: "reflexionar dos veces es suficiente".

********

Un discípulo preguntó sobre la gente ejemplar.

Confucio dijo: "aplica sus palabras antes de seguirles".

********

Las buenas personas distinguen las cosas en términos de categorías y grupos

CONVERSACIONES

Confucio dijo: "tres clases de amigos son beneficiosas, y tres perjudiciales. Cuando los amigos son honestos, sinceros o inteligentes, son beneficiosos. Cuando los amigos son pretenciosos, aduladores u oportunistas, son perjudiciales".

********

Confucio dijo: "quienes poseen la virtud, tienen algo que decir, pero quienes tienen algo que decir no necesariamente poseen la virtud. Las personas humanitarias son valerosas, pero los valerosos no necesariamente son humanos".

********

Confucio dijo: "existen personas cultas que no son humanas, pero no existen personas mezquinas que lo sean".

********

Las buenas personas inspiran a los demás y fomentan la virtud

CONVERSACIONES

Confucio dijo: ¿cómo oso presumir de sabiduría e incluso de humanidad? Esto es así porque me esfuerzo en ello incansablemente y enseño a la gente de forma infatigable que algo de esa naturaleza debe decirse".

********

Un discípulo preguntó a Confucio sobre la humanidad.

Confucio dijo: "eres humano si practicas cinco cosas en el mundo: respeto, magnanimidad, sinceridad, agudeza y generosidad. Si eres respetuoso, no serás menospreciado. Si eres magnánimo, te ganarás a la gente. Si eres sincero, serás alguien digno de confianza. Si posees agudeza, tendrás éxito. Si eres generoso, serás capaz de ofrecer trabajo a los demás".

********

Las buenas personas llegan a instruirse con numerosos precedentes de palabra y orden, con el fin de acumular virtud

CONVERSACIONES

Confucio dijo: "dadme unos pocos años más, pues he estudiado el Libro de las Mutaciones durante cincuenta años, y en consecuencia debo eliminar la mayoría de mis errores".

********

Confucio dijo: "hay quienes actúan sin conocimiento, de los cuales no recibiré nada. Escuchar mucho, escoger el bien y seguirlo para ver más, y aprender a reconocerlo; eso es lo que conduce al conocimiento".

********

Las buenas personas son objetivas en sus palabras y consecuentes en sus actos

CONVERSACIONES

Confucio dijo de cierto hombre: "¿quién afirma que es honesto? Cuando alguien le pide algo de vinagre, consigue un poco del vecino para venderlo después".

********

Alguien dijo de cierto discípulo: "es un hombre bondadoso, pero no es un hábil orador".

Confucio dijo: "¿por qué necesita ser un hábil orador? Quien se enfrenta a la gente con profusión de palabrería a menudo es aborrecido por los demás. Prescindiendo de si es o no un hombre bondadoso, ¿por qué debería ser un hábil orador?"

********

Un discípulo preguntó a Confucio cómo trabajar para un gobernante.

Confucio dijo: "no le engañes, incluso si tienes que ofenderle".

********

Las buenas personas se examinan a sí mismas y cultivan la virtud

CONVERSACIONES

Confucio dijo: "estudia como si no hubieras de llegar, como si hubieras de olvidar lo aprendido".

********

Confucio dijo: "la virtud de la normalidad equilibrada existe, según parece, pero no permanece en las personas por mucho tiempo".

********

Confucio dijo: "las personas cultas tienen nueve pensamientos. Cuando miran, piensan como ver con claridad. Cuando escuchan, piensan cómo escuchar agudamente. Con respecto a su apariencia, piensan cómo ser cordiales. En su proceder, piensan cómo ser respetuosos. En su discurso, piensan cómo ser sinceros. En su trabajo, piensan cómo realizarlo con seriedad. Cuando dudan, piensan cómo formular sus preguntas. Cuando se enfadan, piensan en su aflicción. Cuando ven un beneficio a ganar, piensan en la justicia".

********

Las buenas personas siguen el camino de la virtud, construyendo sobre lo pequeño para alcanzar lo grande

CONVERSACIONES

Confucio dijo: "existen vástagos que no lanzan hacia arriba nuevos brotes, y existen brotes que no dan fruta".

********

Confucio pidió a uno de sus discípulos que se comparara él mismo con otro, que pasaba por ser el más aplicado de los estudiantes. El discípulo dijo: "¿cómo podría atreverme a esperar a ser como él? Cuando él aprende una cosa, seguidamente ya conoce diez, mientras que cuando yo aprendo una cosa, sólo conozco dos".

Confucio dijo: "tú no eres comparable a él, pero tampoco yo en este asunto".

********

Un discípulo preguntó a Confucio sobre la senda de las personas bondadosas.

Confucio dijo: "si no sigues sus pasos, no lograrás entrar en su morada".

********

CONFUCIO DIJO: "NADIE ME CONOCE".

UN DISCÍPULO PREGUNTÓ: "¿QUÉ QUIERE DECIR QUE NADIE TE CONOCE?".

CONFUCIO DIJO: "NO GUARDO RENCOR AL CIELO, NI CENSURO A LOS DEMÁS. ESTUDIO DESDE LA BASE Y LLEGO A GRANDES COSAS. ENTONCES, ¿QUIÉN ME CONOCE, EXCEPTO EL CIELO?".

 

Menú de este tema

Home