La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

La constancia.

 

La quinta condición es la constancia en realizar toda decisión, una vez que se la haya tomado. Nada debe inducir al discípulo a abandonar una decisión tomada, salvo la comprobación de que se había equivocado. Toda decisión equivale a una fuerza que obra a su manera, aunque no produzca los resultados inmediatos dentro del ámbito de la intención primaria. El éxito constituye el factor esencial únicamente cuando la acción surge de un apetencia, de un deseo; pero toda acción engendrada por la apetencia carece de valor ante el mundo superior. El único factor determinante ha de ser el amor que induce a la acción. En este amor deben converger todo cuanto induzca al discípulo a obrar. Entonces tampoco cesará en sus esfuerzos para realizar lo decidido, por numerosos que hayan sido sus fracasos. Así aprenderá a no esperar los efectos exteriores de sus acciones sino a encontrar satisfacción en la acción misma. Aprenderá a sacrificar, en beneficio de la humanidad, sus propias acciones y hasta su ser entero, sin importar como ese mundo reciba su sacrificio. A tal sacrificio debe estar dispuesto quien aspire a ser discípulo de la ciencia de lo oculto.

 

Menú de este tema

Home