La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

Logos

La fuerza trascendente de la Divinidad se manifiesta por una serie de intermediarios entre el ser de Luz y la materia.

El principal de estos intermediarios es el LOGOS o potencia creadora, que no es lo mismo que el ser de Luz pero que viene a ser una personificación de su actividad creadora y contiene las ideas o modelos de las cosas, es la conciencia que anima toda forma de vida y crea los sistemas solares del universo.

El Logos presenta tres aspectos (Primero, Segundo, Tercero), de cada uno de los cuales dimana una oleada o efusión de vida (Primera, Segunda, Tercera), pero en correlación inversa, es decir, que la Primera oleada de vida proviene del Tercer aspecto del Logos, la Segunda oleada proviene del Segundo aspecto, y la Tercera oleada proviene del Primer aspecto (veáse fotografía adjunta).

En la Primera oleada de vida se formaron los elementos químicos simples.

En la Segunda oleada de vida, utilizando estos elementos simples, se formaron las materias compuestas que dieron lugar a diferentes "cuerpos" o vehículos de lo existente en cada plano.

En la Tercera oleada se formó la materia etérea, un velo sutil que separa adecuadamente las diferentes materias de contactos entre sí que no resultan convenientes.

Los nombres de los elementos químicos simples no vienen al caso en este trabajo; aparte de que pueden hallarse en cualquier tabla química.

Los cuerpos o vehículos de lo existente en cada plano, pueden ser tres: físico o densos, astrales y mentales.

La materia etérea, ese velo sutil que aisla (por no decir protege) unas cosas de otras, relaciona el cuerpo astral y el cuerpo físico en cuanto se refiere a la activación de los chakras.

Toda esta creación (elementos químicos, cuerpos o vehículos y materia etérea) ha sido posible gracias a la energía que contiene y proyecta el Logos, la cual respalda la potencia creadora de éste. Esta energía emana en diversas modalidades. Podría ser que existieran centenares de esas modalidades, la mayoría de las cuales nos serían desconocidas, pero conocemos algunas cuya manifestación ha sido posible observar y comprobar. De éstas vamos a destacar la Electricidad, la Energía Primaria o Energía de Vida, el Fuego Serpentino o Kundalini y la Vitalidad.

La Electricidad la dejamos aparte, pues no interviene de modo específico ni determinante en el tema que nos ocupa, y sería objeto de estudio aparte para otras cuestiones.

Hablaremos de las otras tres:

La Energía Primaria sería, en este caso, la más directamente representativa y procedente del Logos.

El Fuego Serpentino o Kundalini surge del interior de la Tierra y se aloja en el cuerpo humano como explicaremos en el próximo capítulo.

La Vitalidad nos llega procedente del sol.

Estas tres energías, que pueden ser consideradas como representativas de los tres aspectos del Logos, son las que de un modo más concreto y directo intervienen en el funcionamiento de los chakras.

 

chacras3.jpg (33088 bytes)

 

Menú de este tema

Home