La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

Los chakras y sus funciones.

Chakra Primero o Fundamental

Situado en la base de la columna vertebral, recibe una energía Primaria que emite cuatro radios, y por lo tanto dispone sus ondulaciones de modo que parezca dividida en cuadrantes de colores alternativos con huecos entre ellos.

Da la impresión de que este chakra estuviese señalado con el signo de la cruz, y por ello se suele utilizar la cruz como símbolo de él.

En ocasiones, la cruz se presenta como flamígera, expresiva del fuego serpentino residente en este chakra, que cuando actúa vigorosamente ofrece, en efecto, un color rojo de fuego.

Es de observar que cada chakra tiene su color característico, conforme a la vitalidad de cada uno de ellos.

Este chakra es el asentamiento de la Kundalini, por medio de la cual pone en actividad los chakras restantes.

 

Chakra Segundo o Esplénico

Se halla situado sobre el bazo, y su función consiste en especializar, subdividir y difundir la vitalidad dinamante del sol.

Tiene este chakra seis pétalos u ondulaciones de diversos colores, y es muy radiante y refulgente. En cada una de las seis divisiones de la rueda predomina el color de una de las modalidades de la energía vital, y que son: rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul y violeta.

La vivificación de este chakra permite al ser humano viajar conscientemente en su cuerpo astral, si bien solo con una compresión vaga de lo que encuentra en sus viajes.

 

Chakra Tercero o Umbilical

Situado sobre el plexo solar (zona del ombligo), recibe la energía Primaria y la subdivide en diez radiaciones, de modo que vibra como sí estuviese dividido en diez ondulaciones o pétalos.

Está íntimamente relacionado con sentimientos y emociones de diversa índole. Su color predominante es una curiosa combinación de varios matices del rojo, aunque también contiene mucha parte del verde.

La llegada de Kundalini a este chakra lo vivificó despertando el poder de sentir en el cuerpo astral; es decir, una sensibilidad a toda especie de influencías, aunque sin poseer todavía nada parecido a la compresión precisa resultante de ver y oír.

 

Chakra Cuarto o Cardíaco

Situado sobre el corazón, es de brillante color oro, y cada uno de sus cuadrantes está dividido en tres partes, por lo que tiene doce ondulaciones, pues su energía Primaria se subdivide en doce radios.

Este chakra permite al hombre comprender las vibraciones de otras entidades astrales y adaptarse a ellas de modo que pueda comprender instintivamente los sentimientos de las mismas.

 

Chakra Quinto o Laríngeo

situado sobre la garganta, tiene dieciseis radios correspondientes a otras tantas modalidades de la energía.

Aunque hay bastante azul en su color, el tono predominante es el plateado brillante, parecido al de la luz lunar. En sus radios predominan alternativamente el azul y el verde.

Este chakra confiere al ser humano, en el mundo astral, el sentido poder que corresponde al oído en el mundo físico.

 

Chakra Sexto o Frontal

Situado en el entrecejo, parece dividido en dos mitades, una en que predomina el color rosado, aunque con mucho amarillo, y la otra en que sobresale una especie de azul purpúreo.

Ambos colores se corresponden con los de la vitalidad que el chakra recibe, y cada mitad está subdividida en cuarenta y ocho ondulaciones, es decir, noventa y seis en total, que es el numero de las radiaciones de la energía Primaria recibida por el chakra.

Este chakra confiere el poder de percibir, de manera precisa, la forma y la naturaleza de los objetos astrales, en vez de simplemente percibir su presencia de manera vaga.

 

Chakra Séptimo o Coronario

Situado en lo alto de la cabeza, es el más refulgente de todos cuando está en plena actividad, pues ofrece abundancia de indescriptibles efectos crómaticos y vibra con inconcebible rapidez; parece que contiene todos los matices del espectro, aunque en conjunto predomina el violado.

Los textos indios lo denominan la flor de los mil pétalos, por lo próximo que está a esta cifra el número de novecientas sesenta radiaciones que recibe de la energía Primaria.

Este chakra tiene una característica propia de la que carecen los otros, consistente en una especie de torbellino central subalterno, de un blanco fulgurante con el núcleo dorado; es menos activo y tiene doce ondulaciones propias.

Este chakra redondea y completa la vida astral, dotando al hombre de la perfección de sus facultades.

 

Menú de este tema

Home