SUGERENCIAS PARA LOGRAR EL VIAJE ASTRAL

Aquellos neófitos que no deseen esperar a que un viaje astral involuntario les acontezca de forma fortuita, el mejor camino que encotraran es, el del esfuerzo consciente.

Un porcentaje elevado de personas que han practicado técnicas a diario generalmente han tenido su primera experiencia un mes después, pero para ello es preciso mucha preparación mental y autocontrol, además de paciencia.

Sin dejar de pasar por alto unos aspectos que son importantes: Buena salud, vida apacible, facilidad para relajarse y preparación física. Los experimentos en laboratorio han mostrado que lo ideal es un estado de relajación física y alerta psíquica.

EJERCICIOS PRÁCTICOS: Estos no garantizan una proyección, pero orientan sobre los pasos básicos a seguir y a personas predispuestas que sigan este entrenamiento con regularidad puede ayudarles.

El primer paso es la visualización previa, de la que ya hemos hablado anteriormente. Esta es la clave para la proyección y exige el poder de la imaginación sostenida.

 

VISUALIZACIÓN DEL DOBLE:

1º Túmbese cómodamente en un cuarto cálido, en semipenumbras y a solas.

2º Cierre los ojos. Tome plena conciencia de su cuerpo y de cómo se siente mentalmente.

3º Imagine flujos de energía circulando a través de su cuerpo.

4º Respire relajadamente.

5º Mantenga un estado de conciencia sutilmente alerta.

6º Imagine que unas manos le masajean el cuerpo lentamente, desde los pies hasta la cabeza.

7º Explore qué es lo que captan sus sentidos: concéntrese en el latido de su corazón y escuche su respiración.

8º Imagine una línea vertical de energía en el centro de su cuerpo y sienta la energía desplazándose de abajo arriba.

9º Imagine que está sentado en otro lugar de la habitación y véase a unos pocos metros de su posición actual. Visualícese con todos sus sentidos en otros lugares diferentes.

10º Haga el mismo ejercicio tumbado con los pies mirando hacia la puerta.

11º Haga lo mismo al revés: imagine que su cabeza está orientada hacía la puerta y sus pies en la dirección contraria.

12º Deje que su cuerpo se sienta pesado y la mente ligera. Debe perder por completo la sensación de la presión de su cuerpo contra el suelo o la cama.

13º Imagine que su cuerpo se eleva en el aire a unos centímetros del suelo y que flota.

14º Desde su posición tumbada imagínese levantado de pie y mirándose. Debe intensificar este pensamiento como sí su conciencia estuviera siendo transferida al observador que se eleva.

15º Concéntrese en la sensación de abandono del cuerpo físico mientras éste permanece inmóvil.

16º Comience una serie de visualizaciones con movimientos sencillos sobre el segundo cuerpo: eleve la mano etérica con la palma hacia fuera y sin pensar en la mano física imagine que ve sus contornos. Después véala con nitidez y muévala a cierta distancia de usted.

17º Siga haciendo lo mismo con el resta de su cuerpo, poco a poco. De esta forma, cuando visualice a su doble alejándose por la puerta su visión se moverá simultáneamente. Así se identificará con su doble etérico y podrá seguir sus pasos.

18º Cuando se quiere explorar demasiado aprisa uno se despierta enseguida; camine y no corra. Un sonido de clic parece acompañar el paso fuera del cuerpo de forma que no hay que alarmarse si se experimenta algo similar. Es parte del proceso de trasición. Las leyes físicas no parecen funcionar aquí.

19º Una vez que se está "fuera" uno es libre para explorar el mundo no físico. Pregúntese: ¿Está esto ocurriendo o estoy soñando?

20ª Desplácese intentando viajar a lugares distantes y vea lo que ocurre. Cuando regrese a su cuerpo físico revise la experiencia y su conciencia durante la misma.

 

castral8.jpg (78529 bytes)

 

El cuerpo astral, yaciendo sobre el cuerpo físico. El "cordón" que conecta ambos cuerpos ha sido mencionado por algunos sujetos como el medio que les permite volver a su estado "normal". 

 

Menú de este tema

Home