La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

CÓMO ALCANZAR EL EQUILIBRIO INTERNO

Einstein recibió su Teoría de la Relatividad intuitivamente (femenino)/ y tuvo la habilidad matemática para expresarla intelectualmente (masculino). Ésta es la verdadera genialidad. El respirar a través del Ida y Pingala simultáneamente equilibra la utilización de los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho. Se le llama la respiración doble. Se aprende a equilibrar las energías mediante la práctica de la “respiración de la unión”, una de las técnicas más importantes en el camino hacia la Conciencia Cósmica.

Cuando se produce la iluminación, estos dos hemisferios, que han estado hasta entonces operando por separado, sufren una trasformación neurológica. Un conjunto de nervios se ponen en funcionamiento para conectarlos y permitirles la comunicación, para trabajar más cooperativa que alternativamente.

Cualquier enfermedad física o desorden mental indica un desequilibrio entre las energías masculinas y femeninas. El restaurar el equilibrio representa un gran valor curativo.

Es necesario respirar consciente y alternativamente por ambas fosas nasales. Normalmente, una persona respira alrededor de 15 veces por minuto, o 11.000 veces al día. Al respirar, las fosas se van alternando de una manera natural, cada 45 minutos aproximadamente una de las dos fosas nasales se encuentra más abierta y domina. Cuando se produce la alternancia, existe un momento de equilibrio.

Durante el día se produce un flujo mayor de prana a los caminos de energía del cerebro. El flujo concentrado desciende a lo largo del lado derecho de la columna y es solar. Al mediodía el prana asciende por el lado izquierdo y es de naturaleza lunar. Esto se debe a que los primeros seis periodos del día están controlados por el Sol, y los seis siguientes por la Luna. Por esta razón, el mediodía y la medianoche son los dos momentos de mayor equilibrio entre las corrientes pránicas solares y lunares, cuando se produce un mayor flujo de Kundalini a través del Sushumna. Éstos son los mejores momentos para realizar la Meditación Cósmica respiratoria Cobra.

Podemos controlar la energía que se manifiesta eligiendo la utilización de un canal u otro. Si deseamos ser más intuitivo, debemos bloquear el lado derecho de la nariz con un dedo o un pedazo de algodón y respirar exclusivamente por la fosa izquierda. Si necesitas ser más agresi­vo, tenemos que respirar solamente por el lado derecho. También, sentado, puedes girar la cabeza hacia la derecha para estimular el lado izquierdo, y viceversa.

De la misma manera, podemos suprimir la fosa activa apretando directa­mente con el dedo gordo sobre el nervio principal en la axila del lado activo.

Otra técnica para abrir ambas fosas nasales simultáneamente es hacer una tijereta con las piernas. Tumbado boca abajo, levantar los pies y oscilarlos hacia fuera, hasta que sentir un pequeño un tirón, y luego llevarlos en dirección contraria, el pie izquierdo hacia la derecha y el derecho hacia el lado izquierdo. Repetirlo durante 5 ó 10 minutos. No solamente se equilibrarán las fosas nasales, sino que se abrirán los senos congestionados.

Controlando el flujo de la respiración también controlamos la manifestación de Kundalini / Shakti, (de la fuerza vital) en nuestro cuerpo. La profundidad de la Respiración Completa, la Respiración de Unión, y la Respiración Cargadora, realizadas antes de la Respiración Cobra, cargan enormemente los sistemas respiratorio, nervioso, venoso y meridianos con fuerza vital. Esto aumenta la capacidad de las células para infundir más prana y expulsar más productos de desecho, que a su vez producen una vida más energética y prolongada.

Las técnicas de respiración unen la facultad mental de la conciencia con los flujos de fuerzas vitales en nuestros cuerpos. Al hacernos conscientes de la respiración, ésta cambia por sí sola. Desciende su ritmo y se hace más larga y profunda para inundar los circuitos de energía sutil (los nadis) con la fogosa esencia de Kundalini. Cuando se aprende a ser más consciente de la respiración, nos hacemos más conscientes de la vida.

 

 

Menú de este tema

Home